Liturgia/Sacramentos

Servicio del pueblo y para el pueblo

Acerquémonos con corazón
sincero y llenos de fe,…
Mantegámonos firmes en la
esperanza…
Fijémonos unos en otros para
estimularnos en la caridad…
No faltemos a las asambleas
(Heb 10, 23ss)

Un grupo de personas se saben responsables de las celebraciones de fe en la Parroquia: proclaman la Palabra de Dios y cuidan cuanto se refiere al culto a Dios vivo y verdadero.

Tiene un hermoso trabajo y todas las semanas nos encontramos para escuchar la Palabra de Dios y ponernos al servicio de la liturgia (servicio de parte del pueblo y en favor del pueblo) de la Iglesia.

La Misa del Domingo

El grupo de Liturgia se reunirá todos los viernes. Distribuimos los ministerios (Ministros extraordinarios de Comunión y Lectores) para el Domingo. Dialogamos sobre un tema litúrgico.

Estamos iniciando en la “lectio divina” del texto del Evangelio del Domingo.

El Nuevo Nacimiento: El Bautismo de los niños.

Los papás traen a sus niños a ser bautizados. Por parte de los padres encontramos una muy buena disposición y acogida a la Iglesia.

Es importante la preparación de este Sacramento del Bautismo. Con los padres y padrinos nos reunimos una noche para dialogar sobre el Bautismo.

Y hemos de hacer significativa esta celebración, tanto en los espacios, como en la proclamación de la Palabra y homilía, y en los ritos sagrados…

Será necesario un encuentro con papás y niños bautizados del año anterior para el día 2 de febrero.

Pantalla completa

 

Necesitamos el perdón: el Sacramento de la Reconciliación

La celebración individual de la Reconciliación/Penitencia es un hecho importante en esta Parroquia.

Es necesario mantener la atención a los penitentes que se acercan.

La presencia del pecado en nosotros y la búsqueda de la santidad es el ámbito espiritual de este Sacramento. recibir este sacramento renueva la Parroquia.

Necesitamos presentar un pequeño esquema celebrativo para que este Sacramento los celebremos expresando la riqueza espiritual que tiene.

Es necesario invitar a los diálogos espirituales que promuevan un buen acompañamiento espiritual.

Pantalla completa