Cartas a mi hijo de 3 años (XXVI)

HOY ME SIENTO BIEN

Finales de enero de 2021

Querido Hijo:

Qué maravillosamente fácil es vivir a pesar de la errada manera de querer complicar el día. Cuando asumimos el compromiso de ser tus padres (porque la maternidad/paternidad es un compromiso de vida) dijimos un sí incondicional a un cambio en nuestras formas de vivir, una transformación que salpicaba y salpica, sin lugar a dudas, nuestra forma de pensar y actuar. Se hace imperativo darte una traducción amable del lenguaje de la existencia.

Hay quién puede pensar que ello es hacer recortes de este film que rodamos y quedarnos con una versión ultraedulcorada, falta de realidad. Pero no es así, mamá piensa, mi querido hijo, que mi compromiso contigo es enseñarte a usar una de las más valiosas herramientas que todos traemos en nuestro kit de nacimiento: la sonrisa. Creéme si te digo que es capaz de romper cualquier regla, de introducir colores en la obtusa razón que se empeña en pintarse solo monocolor, de dar sentido a lo que siempre lo tiene y hacer que el mundo camine.

No quiero un universo paralelo para ti, pero sí que comprendas que hay formas diferentes de comprender lo que sucede e incluso lo que no llega a suceder. En estos días hemos contemplado las lágrimas heladas en los cristales de la ventana sellada, mirando a un hueco vacío mientras desnudaban la puerta de su casa; arrastrando por las calles el dolor de los otros hasta llevarlo al vertedero donde se acumula como basura el sentir humano… Tantas veces intentarán pisar tus creencias, ángel de amor, por no coincidir con la ideología de urna… pero has de saber que la “Cruz Prevalece”.

Yo te debo decir, mamá te tiene que contar que la voz del corazón no es muda aunque a veces prefiere el silencio elegir para no herir, para vivir y dejar vivir. Quiero que sepas, también, que es necesario creer que hay otras maneras de creer, que la verdad tiene que hacerse su espacio en la conciencia de cada quién y que cada cual puede y debe respetar tu verdad.

Hijo, y cuando la sonrisa debilite tu sonreír por desecanto de los demás… MÍRALO, MÍRALA… mira al Niño, mira La Cruz… que allí donde hay AMOR hay VIDA.

TE QUIERE SIEMPRE, TU MAMI MILY

Mª MILAGROS TITOS PADILLA
CARTAS A MI HIJO DE DOS AÑOS

Los comentarios están cerrados.