San Fernando

San Fernando III Rey de Castilla y de León, recibió de su madre unas cualidades excelsas de prudencia, sabiduría, bondad y religiosidad profunda. Fue un rey prudente en el gobierno del reino, protector de las artes y delas ciencias y diligente en propagar la fe. Descansó finalmente en la ciudad de Sevilla en 1252.