Santos Carlos Lwanga y doce compañeros

Santos Carlos Lwanga y doce compañeros, todos ellos comprendidos entre los catorce y los treinta años, pertenecientes a la corte de jóvenes nobles guardias del rey Mwanga, que como cristianos, por no ceder a los deseos impuros del monarca, murieron en Uganda, degollados o quemados vivos, en 1886.