Cartas a mi hijo (Epifanía)

LA CARTA DE LOS REYES MAGOS

Enero de 2021

Querido hijo:

Nos vamos escribiendo poco a poco mientras las circunstancias van sucediendo y aunque ponen todo su empeño en alcanzar el protagonismo de nuestras vidas, al final Dios las trunca.

Afirmó el autor “Yo soy yo y mis circunstancias” Sabio en sus palabras, Ortega y Gasset, por el uso del sentido común. En efecto, hijo, no podemos separar lo que somos del medio que nos rodea, del entorno en el que nos hacemos. Cuando nos dejamos caer en los brazos de Dios, las circunstancias dejan de hacerse obstáculos para convertirse en el empuje que nos devuelve el control de nuestras vidas.

Y eso es, precisamente, lo que tú nos estás aportando en estos atípicos días, mucha normalidad y sentido común, control sobre nosotros mismos y aceptación de lo que nos rodea. Coges tus pegatinas, colores… y elaboras con esa ilusión inmaculada del que cree, cartas y cartas a los Reyes Magos… a la par que se va escribiendo la mía.

Empezaba a correr el año 2017 cuando yo escribí la más breve carta de todas pero la más importante.. Mi regalo llegó el 17 de Enero, para nada los Reyes se retrasaron, ellos en su enorme magia tienen el poder de alcanzar todos los hogares la noche del 5, pero los adultos somos muy incrédulos y necesitamos demasiadas pruebas físicas para creer. Pero desde esas hermosas Navidades tú ya crecías en mí.

Hace unos día te preguntaba: “¿Verdad que a ti te envió el Señor?” respondías rotundamente con una risa muy cómplice y un guiño al Santo Rostro que posa sobre nuestro cabecero: “Sí”. Sé que recibirás cada una de las cosas que has pedido porque los niños poséeis la capacidad de querer lo que tenéis y de transformarlo en algo superior, en lo mejor. Sois capaces de ver el ser cuando los adultos nos despitamos en el tener y el estar. Encontráis la esencia, por ello no os detenéis en el papel que envuelve.

Me has preguntado muchas veces dónde está mi carta… sabes, hijo, cuando aprendes a rezar… las prisas no te alcanzan, no hay lista de regalos por pedir sino un árbol por abrir y aceptar.

TE QUIERE SIEMPRE, TU MAMI MILY

Mª MILAGROS TITOS PADILLA
CARTAS A MI HIJO DE DOS AÑOS

Los comentarios están cerrados.