San Pedro de Castelnau

San Pedro de Castelnau, presbítero y mártir y monje del Cister encargado por el Papa Inocencio III para predicar en Albi (Francia) e instruyera a los albigenses en la verdadera fe, pero murió atravesado de parte a parte por una lanza en Febrero de 1209. Su palabras últimas fueron. “Dios te perdone como yo te perdono”. Continuar leyendo >

San Claudio de la Colombière

San Claudio de la Colombière. Nacido en la Fiesta de las Candelas en Avignon en 1685. Ingresó en la Compañía de Jesús, fue un hombre entregado a la oración y en Paray le Monial con sus consejos fue guía y maestro de muchos y especialmente de Sta. Margarita Mª de Alacoque, y difundió la espiritualidad del Sagrado Corazón de Jesús. Continuar leyendo >

Beato Jordán de Sajonia

Beato Jordán de Sajonia, nació hacia 1190, presbítero y teólogo alemán, sucesor de Santo Domingo de Guzmán que trabajó incansablemente por extender la Orden Dominicana. En el viaje que hizo a tierra Santa en 1237 para visitar a sus frailes, pereció ahogado en el viaje de vuelta al sufrir un naufragio. Su cuerpo apareció arrojado por las olas en la playa en San Juan de Acre. Continuar leyendo >

Santa Eulalia de Barcelona

Santa Eulalia de Barcelona, Virgen y mártir. Patrona de Barcelona. (S. III-IV) Descendiente de noble familia. Desde niña llena de piedad y amor a Dios. Voluntariamente se presentó ante el tirano Daciano, sufriendo crueles tormentos y muriendo en la cruz donde permaneció durante tres días. Sus restos presiden la cripta de la Catedral de Barcelona. Continuar leyendo >

Santa Escolástica

Santa Escolástica, virgen y hermana de San Benito, la cual consagrada desde su infancia a Dios, mantuvo una estrecha unión espiritual con su hermano, a quien visitaba una vez cada año en Montecasino para pasar juntos un jornada de santas conversaciones y alabanzas a Dios. Murió hacia 547. Continuar leyendo >

Santa Apolonia

Santa Apolonia natural de Alejandría en Egipto, virgen y mártir, que tras sufrir muchos y crueles tormentos por parte de los perseguidores, para no verse obligada a proferir palabras impías, prefirió entregarse al fuego hacia el año 250 ante que ceder en su fe. Los odontólogos la tienen como Patrona. Continuar leyendo >